Inicio   ·   Registro usuarios   ·   Contactar

  INICIO    
TALLER 4x4

Accesorios 4x4
348,64 €
1.123,42 €
1.489,55 €




Compartir 

FIN DE AÑO MARRUECOS 2009

Cronica de Mª Teresa


Ampliar imagen

VIAJE A MARRUECOS.

Nochevieja 2009 en el Desierto.

Autora: Mª Teresa

 

 

Domingo, 27 de diciembre de 2009.

El día comenzó muy pronto: a las 6.30 horas salimos  hacia el puerto tras recoger  la bolsa de desayuno en recepción. Embarcamos a las  7.45 horas con la Compañía  Acciona.

Salimos de Tánger hacia  Fes, por autopista.

A lo largo de todo el recorrido comprobamos que, a pesar de ser autopista, había bastantes personas en los arcenes de la carretera, unos sentados,  otras andando; el campo estaba prácticamente inundado (después nos dijeron que la semana anterior había llovido mucho en toda esa zona) y observamos que el animal de carga principal de Marruecos es el burro.

Paramos a comer en  un área de descanso  de la autopista: sacamos mesas, sillas,  comida y bebida y después nos tomamos  el primer  té con menta, “principal” bebida de Marruecos.

Continuamos viaje: nos aproximamos a Rabat,   seguimos por la N4 y llegamos a Fes a media tarde. 

Nos alojamos en el hotel Menezh Zalag.

Nos juntamos en el salón- recepción del hotel en donde tuvimos  acompañamiento de pianista-cantante. Cenamos en el hotel.

 

Lunes, 28 de diciembre de 2009

Tras el desayuno, a las 10.00 horas  nos fuimos a visitar  Fes acompañados de  “Dris”,  guía que contrató Víctor para todos.

Fes es una Ciudad con más de 1.000.000 de habitantes, con tres zonas muy diferenciadas: Fes antigua (Siglo IX donde se ubica La Medina), Fes del siglo XIII y la Fes  moderna  o nueva (S. XX). Es la segunda ciudad más grande Marruecos.

Comenzamos haciendo una visita  en coche con parada panorámica.  Destaca la Muralla del siglo XI que  ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Visitamos después una escuela de Cerámica, donde nos explicaron todo el proceso de la cerámica: el modelado, la cocción, la decoración,… y la tienda.

Más tarde, fuimos a La Medina: viven cerca de 200.000 personas, es un gran laberinto de calles largas, estrechas,  llenas de pequeñas y abarrotadas tiendas, tiendas de todo tipo: telas, chilabas,  mercerías, lanas, hilos,  bisutería,… y sobre calles llenas  llena de gentes, y muchos burros.

Vimos la Mezquita, la madraza, y los barrios que hay: barrio de  la madera, cobre,  lana, tinte, y destaca el barrio de cuero: entramos en una fábrica: ¡es increíble!  El olor (nos dieron  ramitas de menta), las tinajas, la cal, las pieles secándose,  unos  trabajadores metidos dentro de las tinajas,… Otros poniendo cal en las pieles para limpiarlas,…

Estuvimos en una tienda de ropa donde nos mostraron diferentes tipos de “kaftanes” y “chilabas” y parte del grupo se convirtió en “modelos” profesionales  muy, muy  estilosos.

Comimos en el restaurante “Palacio de las Merénides”, antiguo palacio convertido en restaurante desde 1969.

Visitamos una tienda de hierbas y especias y terminamos en una tienda de alfombras, donde nos invitaron a  un té con menta.

Finalizó la visita con Dris a las 16.00 horas y estuvimos paseando por la Medina a nuestro aire otra hora más.

Durante la visita vimos numerosos puestos de dátiles, higos,  turrones y  mandarinas, muchas mandarinas. (Para nuestro grupo  marandinas)

Regresamos al hotel  y algunos salieron a dar una vuelta y la mayoría nos quedamos en recepción  charlando, escuchando a un pianista-cantante, viendo  fotos,… y nos fuimos a cenar. Y… llegó el final del día y de nuestra estancia en Fes.

 

Martes, 29 de diciembre de 2009.

Salimos de Fes  a las 7.45 horas con dirección a Erfoud, a 480 km.

 

A 60 km de Fes  Pasamos por Ifrane la “Suiza  Africana”,  a más de 1600 m. de altitud. Continuamos atravesando el Atlas con bosques de robles y cedros. Paramos  para hacer las consabidas fotos a los monos.

 

Pasamos por Midelt, pueblo grande a unos 200 Km. de Fes donde compramos el pan para almorzar después en Gourama, en el lecho de un río seco: hicimos un estupendo picnic, con vino y  café, incluidos.

A unos 402 Km de Fes cogimos  una pista  y durante 82 kms, pasamos por piedras, arena, agua, arena, piedras, polvo… y  llegamos a Erfoud.

Alojamiento en el hotel Xaluga, tipo  Kasba: grande, precioso!!!!

Día  con sol y estupendo!!!

Miércoles, 30 de diciembre de 2009

Salimos a las 10.00 horas  con el guía “Adman”  rumbo  a las dunas de Erg Chebbi.

 

Al pasar por el cementerio de Erfoud  vimos  un entierro: tres filas de hombres mirando  hacia La Meca  y delante, como en unas parihuelas, el fallecido. ¡Impresiona!

Durante el recorrido  pasamos por un oasis salvaje con unas cuantas  casas de las que salían niños para saludarnos  y deseando que les diéramos cosas: ropa, zapatos, peluches, juguetes y piruletas.

… Y llegamos a las dunas de Erg Chebbi: preciosas, grandes y en compañía de  un sol espléndido.

Las sorteamos, unos con más dificultad que otros. La maestría,  la dirección  y el buen hacer de Víctor hizo más fácil la ruta y junto a la ayuda y compañía del resto del grupo, llegamos a “buen puerto”: al oasis Oubira donde comimos, de pinic, por supuesto, y tuvimos un “espectáculo” de música y baile protagonizado por Manel.

Regresamos a las dunas: más palas, más paradas y volvimos a sortearlas, …. Tras dejarlas, pasamos por el hotel Tombuctú para saludar a un forero de Melilla.

Terminamos el día en una tienda de regalos de Merzouga.

Pasamos, ya de noche, por Rissani, ciudad grande y llena de hombres por la calle (ninguna mujer)  y regresamos al hotel: unos  a masaje, otros  a la piscina cubierta.

Cenamos en el hotel

Día de muchas e intensas sensaciones e ¡inolvidable!

 

Jueves, 31 de diciembre de 2009

A las 9.00 horas salimos de Erfoud rumbo a la Kasbh Ouzina.

El guía “Adman” nos recogió para llevarnos a la fábrica de Fósiles, donde  nos explicaron  los tipos de fósiles que  hay  y como los trabajan en la fábrica.

Continuamos ruta por camino pedregoso, atrevamos el río Ziz: seco, seco.

Nos comentó Víctor que el año anterior cuando estuvo con otro grupo esta zona estaba llena de barro, mucho barro.

Tras cruzarnos con una manada de camellos, continuamos  viaje con sol,  mucho polvo, piedras y zona semidesértica, donde encontramos a personas que venían a saludarnos y agradecían nuestros pequeñas donaciones, invitándonos a tomar te con menta.

Hicimos nuestro correspondiente pinic, y hoy  hasta  con palomitas (de Casiba).

Llegamos a la Kasbah Ouzina  sobre las 16.00 horas y por supuesto tras la bienvenida nos invitaron a un te con menta y cacahuetes.

Está ubicada en pleno desierto: a menos de tres metros están las dunas.

Es una kasbah pequeña, sencilla pero auténtica

Víctor hizo el reparto de habitaciones y la curiosidad nos llevó a una “ruta turística” por todas ellas.

El atardecer, con  luna llena  y en el desierto tiene una luz diferente, es especial.

 

Más tarde nos reunimos en  la sala de la Kasbah donde Ibrahim, bereber trabajador de la misma comenzó a tocar una especie de tambor  y mostró cómo hacerlo a algunos de nuestro grupo. 

Sobre las 20.30 horas salimos con música a  buscar los cuatro corderos que previamente habían metido en dos hornos grandes de barro para que se asaran, para la cena especial con motivo de la nochevieja.

 

A las 21.00 horas nos reunimos en la “haima” para cenar.

Nos juntamos unas 70 personas. Los chicos de nuestro grupo se pusieron turbante para la cena.

El menú que tuvimos fue sopa de mariscos, ensalada y el cordero asado, con “marandinas” de postre.  También tuvimos turrones varios (de Víctor) y  cava.

Cuando llegó el momento y a través de la  radio  escuchamos las campanadas y  tomamos las uvas.

Tras los besos y deseos de buen año para todos, salimos a las dunas y Víctor nos “sorprendió”  con un estupendo espectáculo de fuegos artificiales. Fue ¡bonito, emotivo y espectacular! con la luna llena,  las estrellas  y las dunas de escenario. ¡Hay que vivirlo! ¡Inolvidable!

Después: fiesta, baile en  el salón a ritmo de Bisbal, de manolito chocolatero,… y a ritmo bereber,… hasta las tantas.

 

Viernes, 1 de enero de 2010

Mañana libre, desayuno buffet en la haima.

Todos  estrenamos y nos engalanamos con la camisa obsequio de NSA4x4.

Sobre las 12.00 horas nos fuimos al pueblo de Ramlia para entregar  el resto de ropa, juguetes, peluches y piruletas que llevábamos.

Pista  y camino  con piedras, arena y mucho polvo. Hicimos una parada en la “cabina telefónica”, un poste en medio de nada en el que extrañamente hay cobertura, para llamar a las familias respectivas.

De camino  a Ramlia los  “niños” del grupo (Olga, Eduard y Diego)  tuvieron una sorpresa: hicieron de Carlos Sainz por un día. Se lo pasaron muy bien y pasaron la prueba con honores.

En Ramlía, tras entregar lo que llevábamos, nos invitaron a un té con menta y nos explicaron cómo viven, las ayudas que reciben y los proyectos que tienen de mejora para el pueblo.

Continuamos camino por pistas nuevas de arena y piedras y comimos, de pinic,  en un lugar al que llaman el Pozo. Brindamos con cava cortesía de Casiba.

Regresamos  a la Kasbah, con prisas, porque teníamos reservado por la tarde,  un paseo por las dunas a camello.

Estuvimos jugando, descansado y pasando un buen rato en las dunas mientras esperábamos los camellos.

Por la noche,  tras la cena (el menú incluía tortilla bereber) estuvimos en tertulia y  viendo fotos, comentarios, risas, humor,…

 

Sábado, 2 de enero de 2010

Tras el desayuno y desde las 10.00 hasta las 13.30 horas ¡a “dunear”! con los coches.

Otro día estupendo, lleno de sol y calor para andar y tirarte por las dunas.

Nos invitaron a comer en el pueblo Ouzina una pizza bereber en casa de Ibrahim. De postre: dulces y te con menta. Todo ¡buenísimo!

A las chicas nos pintaron las manos con henna. Eduard y Diego no pudieron resistirse a llevar también su tatuaje dibujo.

Pasamos la tarde en el pueblo: nos enseñaron la escuela, los animales que tenían encerrados (conejos, gallinas y cabras), el taller de telares, el horno donde estaban cociendo el pan  que llevaban a la Kasbah, la huerta, el pozo, etc.

Regresamos   a la Kasbah y vimos nuestro último atardecer  en el desierto de este viaje.

Tras la cena en la sala común, se hizo fuego fuera y, sentados alrededor del fuego, las  personas que trabajan en la Kasbah: Ibraim, Hassan, Hassan,… y el resto nos deleitaron tocando y cantando canciones bereberes; también nos propusieron acertijos y adivinanzas y, por supuesto, bailes.

Al filo de la medianoche, nos fuimos a la cama.

 

Domingo, 3 de enero de 2010

Regreso: desde la Kasbah Ouzina hasta Nador: 717 Km.

Salida  las 7.10 horas de la mañana

Hicimos 45 km. Por pista: pasamos por el pueblo de Ouzina, (unas 130 personas)

Salimos a carretera: pasamos por Taouz, Merzourga, Rissani,  Erfoud.

Hicimos una parada  para ver un  Palmeral Grande.

Continuamos  y pasamos por Errachidia, ciudad de más de 76.000 habitantes. Continuamos por la carretera y dejamos un gran pantano de agua a la derecha y atravesamos las gargantas de río Ziz, que termina en Argelia. Más adelante pasamos el  tunel de Zaabal, el pueblo de Rich, de N´Azala.

Poco a poco  va apareciendo un poco de vegetación.

Al pasar el pueblo  de Zibbzal  nos desviamos a la derecha  y cogimos una carretera  muy mala, sin arcenes  y sólo asfaltado el centro. Paramos  e hicimos nuestro último picnic y Manel regaló el  último peluche, su pato  mascota, de este viaje.

Continuamos viaje y pasamos Missour, ciudad grande, con semáforos y edificios de dos plantas. Hemos hecho 399 km.

Seguimos  y pasamos Outat-Oulad. El Haj. Son las 14.34 horas y estamos a 280 Km. de Nador.

Pasamos por un control rutinario y nos pararon. Pasamos sin problemas. A 96 km de Nador paramos en un área de descanso para darnos un respiro y tomarnos un café.

Llegamos al puerto de Nador a las 18.45 horas. Fuimos de los primeros. ¡Hurra, por el Jefe!

Pasamos  el control de aduana  sin problemas.

Cenamos en el restaurante del barco y después tomamos un té y  estuvimos pasando y copiando las fotos y vídeos de unos y otros.

Dormimos en camarotes. Con la biodramina  que nos dio Isabel a casi todos, descansamos bien.

 

Lunes, 4 de enero de 2010

Atracamos en el puerto de Almería a las 6.46 horas de la mañana.

Cogimos los coches  y salimos los primeros, también.

Paramos  a la salida de Almería  para tomarnos un café y despedirnos con mucha pena y  lágrimas, sentidas de verdad.

 

¡Experiencia inolvidable!:

- por la  buena organización,  dedicación, preocupación e interés del “Jefe”

- por la ruta  propuesta por Víctor, ruta llena de contrastes: hemos visto montañas, bosques, oasis, desierto y meseta.

- por la gente que hemos conocido en la Kasbah: Ibrahim, los Hassan,… y el resto.

            -  por los 13 que hemos convivido y nos hemos conocido más y mejor.

Gracias Víctor, Eduard, Manel, Andrés, Montse, Casi, Isabel, Olga, Dudu, Fany, Javier,  y Diego: por vuestra generosidad, alegría, humor, disponibilidad, compañía, ayuda, complicidad, por vuestros conocimientos, comentarios, silencios, espontaneidad, y amistad.

 
Solicitud de información

Por favor, introduzca sus datos personales y la consulta que desea realizar. Esta información será recibida a través de e-mail, para que pueda ser atendida adecuadamente.